Tel: (281) 836-5490

Promoción «Consulta a tan solo $20»

Enfoque Integral de la Hipertensión Arterial

por | Mar 15, 2024 | Hipertensión Arterial | 0 Comentarios

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica, no transmisible y multifactorial que se caracteriza por una elevación persistente de la presión sanguínea contra las paredes internas arteriales, produciendo cifras que superan los 140 mmHg de tensión arterial sistólica y 90 mmHg de tensión arterial diastólica, evaluadas como promedio en tres tomas, con intervalos de tres a siete días entre cada una. (Cardenas López & Mendoza Cangana, 2023).

Tabla de contenidos

Etiología

De acuerdo a la etiología, la enfermedad se clasifica en hipertensión primaria, esencial o idiopática y la hipertensión secundaria; en el caso de la primaria no existe una causa bien definida, sino que se produce una agrupación de múltiples factores, mientras que la secundaria presenta causas específicas, relacionadas principalmente con patologías renales, endocrinas, circulatorias, neurológicas y causas medicamentosas. (Martínez Santander, et al, 2021).

Existen muchos factores de riesgo que predisponen a un individuo a desarrollar hipertensión arterial, entre los que se encuentran primeramente la edad, debido a que la presión arterial promedio aumenta a medida que el organismo envejece. El sexo, siendo más frecuente en el masculino. La etnia, específicamente la raza negra; los antecedentes patológicos familiares, el estrés, la ingesta excesiva de sal, la obesidad, el sedentarismo, tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y el déficit de oligoelementos pueden favorecer o agravar el proceso hipertensivo. (Álvarez-Ochoa, et al, 2022).

Patología

La Hipertensión Arterial es conocida como una patología silenciosa, debido a que muchos enfermos no conocen de su padecimiento hasta que se realiza una medición adecuada de la presión. Puede presentarse de madera inespecífica y variada, dependiendo del estadio de la enfermedad. El síntoma que más se asocia a la hipertensión es la cefalea, principalmente matutina, frontal o suboccipital, por las modificaciones del flujo sanguíneo cerebral, que generalmente se acompaña de zumbidos de oídos, náuseas, mareos, rubor facial,  palpitaciones e irritabilidad.

En la hipertensión grave, el cuadro presenta una importante repercusión cardiaca, la cual se puede traducir en cardiopatía isquémica e hipertrofia ventricular izquierda que conduce a disfunción diastólica y en etapas posteriores a disfunción sistólica (Torres Pérez, et al, 2021).

Diagnóstico

El diagnóstico de la HTA es predominantemente clínico, y requiere un examen físico exhaustivo y una valoración integral del paciente, la toma de 3 veces mínimo de la tensión, evaluar daño a órganos diana y descartar causas de hipertensión secundaria. Es fundamental la realización de un interrogatorio completo, identificar historia familiar y personal, uso de fármacos y otros elementos que pudieran tener vínculo con el proceso patológico.

Para la medición de la presión arterial es indispensable establecer las condiciones adecuadas, limitarse de fumar, consumir café o practicar ejercicio 30 minutos antes de la toma. Debe estar sentado o acostado, con el brazo descubierto y semiflexionado, así como que deben valorarse las diferenciaciones en la tensión debidas al dolor o la ansiedad. El rango normal de presión arterial es una tensión menor a 120/80 mmHg, superior a estas cifras y hasta 139/89 puede considerarse prehipertensión y si prosigue el aumento por encima de 140/90, se clasifica en hipertensión grado I, II o III (Baglietuo Hernández, et al, 2020).

Otros exámenes complementarios que refuerzan el diagnóstico comprenden hemoglobina, hematocrito, glucemia, creatinina, colesterol total y HDL, ácido úrico, examen de orina y electrocardiograma que pueden mostrar resultados variados de acuerdo al tiempo de evolución.

Uno de los elementos trascendentales para logar mantener cifras de presión arterial normales es la modificación del estilo de vida, logrando hábitos saludables; dieta sana y equilibrada, realizando ejercicio físico regular, evitando el estrés y el consumo de alcohol y tabaco. Sin embargo, es importante tener en cuenta, que los componentes genéticos inciden directamente en el desarrollo de la enfermedad, e independientemente de que no se pueden evitar, deben ser controlados bajo exámenes médicos continuos, impidiendo la evolución a complicaciones (Álvarez-Ochoa, et al, 2022).

Tratamiento

El tratamiento no farmacológico está orientado al control de los factores de riesgo, mientras que la terapia farmacológica depende de los niveles de presión arterial y del riesgo cardiovascular global del paciente. El control de la enfermedad es en ocasiones difícil, y se requiere combinar dos o más fármacos. Incluye medicamentos antihipertensivos, diuréticos, betabloqueantes, antagonistas de calcio, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina y antagonistas de los receptores de la angiotensina II. No existe un fármaco ideal para todos los enfermos y es imprescindible individualizar el tratamiento.   La constancia en el tratamiento es primordial por lo que debe ser una prioridad alcanzarla (Cardenas López & Mendoza Cangana, 2023).

Referencias

Álvarez-Ochoa, R., Torres-Criollo, L. M., Garcés Ortega, J. P., Izquierdo Coronel, D. C., & Bermejo Cayamcela, D. M. (2022). Factores de riesgo de hipertensión arterial en adultos. Una revisión crítica. Revista Latinoamericana de Hipertensión, 17(2), 129-137. Obtenido de www.revhipertension.com

Baglietuo Hernández, J., Mateos Bear, A., Nava Sánchez, J., Rodríguez García, P., & Rodríguez Weber, F. (2020). Nivel de conocimiento en hipertensión arterial en pacientes con esta enfermedad de la Ciudad de México. Obtenido de http://www.medicinainterna.org.mx: https://www.medigraphic.com

Cardenas López, G. Y., & Mendoza Cangana, J. A. (2023). Conocimiento y prácticas de prevención de Hipertensión Arterial en comerciantes del mercado central de Huanta. (Tesis). Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga, Ayacucho, Perú. Obtenido de www.repositorio.unsch.edu.pe

Martínez Santander, C. J., Guillen Vanegas, M., Quintana Cruz, D. N., Cajilema Criollo, B. X., Carche Ochoa, L. P., & Inga Garcia, K. L. (2021). Prevalencia, factores de riesgo y clínica asociada a la hipertensión arterial en adultos mayores en América Latina. Revista Científica Dominio de las ciencias, 7(4), 2190-2216. Obtenido de dominiodelasciencias.com

Torres Pérez, R. F., Quinteros León, M. S., Pérez Rodríguez, M. R., Molina Toca, E. P., & Ávila Orellana, F. M. (2021). Factores de riesgo de la hipertensión arterial esencial y el riesgo cardiovascular. Revista Latinoamericana de Hipertensión, 16(4), 321-332. Obtenido de www.redalyc.org

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad